Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 25 de abril de 2012

Este es uno de mis poemas favoritos, que forma parte de los 74 que hay en mi libro "Universo de estrellas":
SER GEISHA En el mundo del sol naciente, no eres ni princesa, ni reina, eres artista del mundo, ninfa de los nenúfares, doncella sirviente que no puede decir no.. Varios otoños han pasado desde que dejaste tu morada, más allá de las montañas. Te enseñaron desde niña, de entre todas, a ser la mejor, preparándote a conciencia. No naciste para esta vida, lo sabes, pero no tuviste elección. Aceptaste con humildad el sacrificio de no ser tú misma para ser lo que los demás quieren que seas. Todo es fascinación y misterio, en tu mundo secreto de bambú. Como agua profunda tus ojos negros azabache contemplan en mística mirada, mientras alzas tu abanico, en zigzagueantes movimientos que danzan al ritmo de tu arte. La seda transparente de tu pelo viste las virtudes de tu kimono, mujer en rojo. Tu fragancia de lilas y tu tierna voz conducen más allá de las colinas de la aurora. Tus pasos cortos en estrechas calles, adornan los portales con las flores que evocan tus propios pensamientos. Mientras el ruiseñor espera, repartes los pétalos de tu alma que se derrumba, soñando con el príncipe que nunca tendrás. Y bordas el cielo con tus níveas manos alzando tu tez pintada en blanca celosía. Es el sonido de la flor de loto al caer la que despierta tus melancólicas melodías y hace palpitar toda presencia humana. Entre los cerezos en flor, las golondrinas cantan recogerán los pedazos que tu corazón desprenda, hasta que no quede nada. La felicidad no forma parte de tu vida, eres tú quien debe hacer felices a los otros. El corazón se mueve al son de tu danza, fingiendo tu pena, porque no hay esperanza. Varitas de incienso miden el tiempo en tu reloj de arena. La distancia no existe. Tu poesía se hace verbo, porque es eco en melodía y se detiene el tiempo en un instante cuando ríes, cuando lloras… cuando exhalas un soplo de tu belleza que viste de crespúsculo al cielo sobre la tierra.

lunes, 23 de abril de 2012



SOLO SUEÑA QUIEN AMA

Solo quien ama ardientemente
con el corazón alado, pletórico
resplandece como el cielo
vuela libre como pájaro espino.

Se estremece la madrugada
se repite un nombre ignorado
el alma se alza como el ave fénix
viajera y sanadora de heridas.

Solo sueña quien ama
vierte manantiales de ternura
deja su fruto maduro
se transforma en flor de vida.

-Elena Sánchez-

viernes, 20 de abril de 2012


EL CIELO DE TUS NOCHES

Hubiera hurgado entre rosas con espinas
profundizado en el fondo de tu alma
descifrado el iris de tus ojos
aspirado el aire de tu esencia
para sentir el latido de tu axioma.
Abrirte como flor estival en la mañana
trasponiendo todos mis límites
revocar todo mandato.

Hubiera alzado mis brazos
para unirte a mis sentidos
alcanzar la luz con tu mirada
ser tu esfinge, tu aroma...
plenitud sonriente en pactos
sellados con alianzas de seda
perseguidas por el destino
con caricias iluminadas.

Todo está en el cielo de tus noches
en transparente condominio
como constelación de mis soles.
Mi corazón te eleva y alimenta
aclarando el enigma de tus sueños.
En tus ojos viven mis anhelos
buscando incesante consuelo
entre mis dulces suspiros.

-Elena Sánchez-

sábado, 14 de abril de 2012

EL COFRE

Cuando abrí aquel cofre carcomido por el tiempo, allí yacía el libro, polvoriento. Al leer su contenido, descubrí la farsa en la que durante años me había hecho creer en la existencia de alguien de mi pasado. Ese descubrimiento cambiaría mi vida.

ROSTROS

Siempre volvía a aparecer en la pared aquel rostro que numerosas veces había intentado borrar. Pero el terror me invadió cuando una tarde al llegar a casa, apareció una mujer que permaneció mirándome unos segundos hasta desvanecerse. Su rostro era como el de la pared.
LE PREGUNTARÉ A MI PRIMO JUAN CARLOS

He tomado una decisión muy importante y es que cada vez que no entienda algo iré a preguntarle a mi primo Juan Carlos, ya que él lo sabe todo, sí, porque el otro día cuando fui a casa de mi amiga Lidia estaba ese hombre de la camisa de cuadros y en la puerta de la habitación entreabierta vi que le daba a su mamá un sobre, lo extraño era por qué no llevaban la ropa puesta, entonces mi primo Juan Carlos me dijo que ese hombre es como si fuera el padre de Lidia.

LLORANDO AL TITANIC

Engalanado entre flores de abril
con trinos de violines nacarados
surcó mares como sueño presagiado.

Sucumbió con gaviotas emigrantes
batientes de alas en noche estrellada
centinelas del frío sobre sus vuelos.

El océano profundo tornado en rebelión
es guardián eterno de arcángeles blancos
pero la historia lamentó su desventura.

Quedaron estrellas ancladas de lágrimas
partieron corazones con besos sin olvido...
amaneció en silencio entre nombres sin destino
-Elena Sánchez-

En conmemoración del centenario del trágico suceso.

lunes, 9 de abril de 2012


NOCHE EN LA CIUDAD

Negro cielo que invade la ciudad,
donde la luna se interpuso al sol
en precoz presencia, en turbios
presagios que buscan al viento
que huye entre edificios que alcanzan el cielo.
La brisa se enfrenta a los rostros
de la gente que camina entre las sombras.
No es sólo paz el amor que les invade,
sino inquietos recelos deseosos
de ofrecer sus corazones ansiosos.

El tiempo juega entre el umbral
de aquella casa que entre brumas
permanece como ave solitaria
y ausente de los sueños de media noche.
La luna expectante, escucha los sonidos
que la música del viento de la noche
trata de encontrar en el vacío de la luz.
Observa la gente caminando,
como vigía que espera el canto del grillo
que en los jardines nocturnos deambula
despertando el sueño de las estrellas.
Nada se parece al alboroto de las mañanas,
que transcurren entre voces sin concierto,
cláxones desesperados e impacientes
por llegar a su destino.
¡Qué triste es la noche en la ciudad!

jueves, 5 de abril de 2012


VOLÉ CONTIGO

Volé contigo amor, soñé.
El cielo floreció azul nítido
como vuelo de gaviotas que se marchan.
Con tu aire se apagó mi aire
mis alas resurgieron en la noche
como niña, mecida entre flores.

En mis vuelo cabía el cielo
elevado hacia vientos del Sur
mi voz resonaba entre eco
llamándote, soñando contigo
pero... no me oías.
Entonces, me miró la luna.

Robaron un segundo de tu existencia
para ponerte entre mis brazos.
Fue corto ese instante
con triste y larga despedida
pero apagaría la luz de la luna
para volar de nuevo contigo.

-Elena Sánchez-

Querido padre:
Tengo tanto que agradecerte que no encuentro palabras suficientes para hacerlo. Me trajiste al mundo hace mucho tiempo, fue un nacimiento bello y nítido. Me instruiste en las primeras palabras, a mantenerme en pie, a caminar...Me adoctrinaste con esmero cuidando de mi sin descanso. Fui una adolescente incomprensible a veces, pero perfilaste todos tus esfuerzos para que yo llegase a ser la más destacada, la más bella y todo tu amor se ha visto reflejado en mi. En mi sutil belleza, muchos no han sabido comprender ni tu pensamiento ni los rasgos de mi presencia. No podríamos vivir el uno sin el otro. Si tú no me vistes, me encuentro desnuda, nívea e inerte y tú, sin mí, no eres nada. Nos une toda una vida que al mismo tiempo nos convierte en inmortales. Tu muerte implicaría mi desaparición instantánea de la faz de la Tierra, aunque siempre quedaría mi recuerdo y el tuyo plasmado en la Historia.
Lo que más nos vincula son los recuerdos, los amores sentidos, los momentos nostálgicos y frustraciones vividas por ti en los que me has expresado todo con la mayor sinceridad. Aunque somos dos, somos uno porque estaremos eternamente unidos.
Dedicado a mi padre "el poeta", de su hija "la poesía".





Nunca pensé que siendo occidental, pudiera ser una de ellas. Dejé Europa siendo muy joven para vivir en el mundo del Sol Naciente. Un mundo fascinante, mágico, donde los años de sacrificio son victoriosamente recompensados.
Al atardecer, mientras los hombres de negocios salen corriendo de sus oficinas para dirigirse a las casas de té, yo, mujer de piel pálida y ojos claros que revelan mi europea procedencia, repito la tediosa ceremonia del maquillaje, ocultándome tras la máscara que impide conocer a ciencia cierta mi edad y me convierto, una noche más, en una fantasía de otro tiempo. Envuelta en mi kimono carmesí evoco las virtudes del arte milenario que hace palpitar a toda presencia humana.
La triste realidad de tener que competir por ser la mejor, sin perder el respeto a otras compañeras que como yo, se abren paso como flores de loto, me hizo recapacitar si no era mejor abandonar como algunas lo hicieron. Se enamoraron y tuvieron que decidir si seguir como geishas o casarse. Ambas cosas son incompatibles. Pero al final, pienso que acabar ejerciendo como ama de casa no está entre mis planes.
Me divertí mucho en el taller de escritura, haciendo este microrrelato dedicado al libro. Aunque no soy de matemáticas, lo mío era la literatura, la historia, la geografía...
MI FIEL ALGORITMO

Repleto de signos, símbolos y un conjunto de enunciados entrelazados como líneas perpendiculares permanece adyacente a mi, siempre excéntrico, pero fiel sumando a todas las trayectorias de mis viajes, sin importar los orígenes, las distancias e incluso los puntos de intersección. Tiene un valor absoluto para mi, ya que en esos sucesivos kilometrajes, en decenas de paréntesis, mientras esperaba el tren de madrugada, evaluaba mis diferencias con el resto de los humanos, como si nuestra relación fuese indivisible o permaneciéramos inscritos el uno en el otro, ha sido mi fiel exponente. Siempre yo con mi libro, con su rectangular superficie y su potencia en enunciados, mostrando su identidad, su hipótesis e incluso la razón de su equivalente valor. Pero todo es producto de una serie de factores que el autor simplifica consecutivamente en axiomas parabólicos, conmutativos, e incluso rotativos. Formamos un círculo concéntrico, a menos que un quebrado día por regla de tres resuelva dejarlo olvidado en la mesilla de noche, pero eso es infinitamente incompatible, así que mi porcentaje de consultas a mi unitario libro no se reducirá nunca.

domingo, 1 de abril de 2012


MI JARDIN

Porque en mi cielo siempre hay ángeles
tañe el amor su lienzo dorado
a un universo inmensurable
donde brotan flores silvestres.

Miro ojos, miro labios, miro manos
flores marchitadas en la tierra…
hallo un jardín indescriptible
donde crecen néctares de miel.

Ciegos ojos… no quieren ver
muda voz... solo canta rosas
que florecen en mi jardín
como símbolo a una vida nueva.

Mientras recorro bosques de amapolas
viejas acacias se abren en el camino
me cobijan… sin frutos, sin hojas
sin consumir del todo la esperanza.

SIRENA

Surqué el cielo con mis manos
batiendo vuelos interminables.
Mi corazón se detuvo un instante
para convertirme en doncella de piel nívea
ninfa de lluvia y tempestades.

Se rindió mi condición humana
conquistadora de tesoros escondidos.
Ahora soy sirena sumergida
entre océanos que esconden
sus secretos en arrecifes de coral.

Vivo rescatando náufragos
derrotados en batallas inacabadas,
recojo despojos de playas olvidadas
conchas con sonidos del viento
y espero en la bahía
para recoger estrellas perdidas.

-Elena Sánchez-