Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 28 de marzo de 2012

AMOR INCONTENIBLE

Este poema lo hemos escrito Diego López, poeta argentino y yo. Ha sido un verdadero honor para mi:




Hoy mi amor incontenible como fruta dulce
se amarró entre las raices de tu senda
y rendida la esperanza cerró mis ojos
fatigados, perseguidos por mis párpados
con mi sonrisa llena de tu luz radiante.
Desde la Tierra, donde duermen mis sueños ya olvidados
donde lloran mis horas acabadas
alzo mis manos en búsqueda de tu olvido…

Hoy mi amor incontenible
surca aguas profundas en lágrimas,
Se encumbra en las laderas
de los sentimientos ya pétreos.
Se desgarra de la lluvia eterna
en el sollozo de un relego impuesto.
Y se pierde en el cauce bravío
de un río serpenteante de pasiones...

Vuelvo a tu ciudad enamorada
donde un día los dioses me enviaron
donde pudieron perderse nuestras aguas
entre cantos de mirlo y brisa etérea.
Mis ojos tal vez secos y fríos
llorarán este amor que tú laceras
se empaparán con su lino los sembrados
lloviendo flores en mis labios.

Hoy mi amor irrefrenable
grita doblegado de ausencias.
Se funde a la tristeza hiriente
como el colibrí a su néctar.
Se pierde en los recuerdos vanos
que impregnan de soledad su esencia.
Y se extingue como flama adormecida
en las manos ásperas de tu partida…

Elena Sánchez y Diego Lopez 26/03/201