Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 14 de abril de 2012

EL COFRE

Cuando abrí aquel cofre carcomido por el tiempo, allí yacía el libro, polvoriento. Al leer su contenido, descubrí la farsa en la que durante años me había hecho creer en la existencia de alguien de mi pasado. Ese descubrimiento cambiaría mi vida.

ROSTROS

Siempre volvía a aparecer en la pared aquel rostro que numerosas veces había intentado borrar. Pero el terror me invadió cuando una tarde al llegar a casa, apareció una mujer que permaneció mirándome unos segundos hasta desvanecerse. Su rostro era como el de la pared.
LE PREGUNTARÉ A MI PRIMO JUAN CARLOS

He tomado una decisión muy importante y es que cada vez que no entienda algo iré a preguntarle a mi primo Juan Carlos, ya que él lo sabe todo, sí, porque el otro día cuando fui a casa de mi amiga Lidia estaba ese hombre de la camisa de cuadros y en la puerta de la habitación entreabierta vi que le daba a su mamá un sobre, lo extraño era por qué no llevaban la ropa puesta, entonces mi primo Juan Carlos me dijo que ese hombre es como si fuera el padre de Lidia.

LLORANDO AL TITANIC

Engalanado entre flores de abril
con trinos de violines nacarados
surcó mares como sueño presagiado.

Sucumbió con gaviotas emigrantes
batientes de alas en noche estrellada
centinelas del frío sobre sus vuelos.

El océano profundo tornado en rebelión
es guardián eterno de arcángeles blancos
pero la historia lamentó su desventura.

Quedaron estrellas ancladas de lágrimas
partieron corazones con besos sin olvido...
amaneció en silencio entre nombres sin destino
-Elena Sánchez-

En conmemoración del centenario del trágico suceso.