Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 5 de noviembre de 2012

He sabido que la luna nos posee
palpitando en cada instante
con el vuelo de los pájaros.
He creído en el silencio
como equilibrio perpetuo
susurrando él ángelus de medianoche
con voces de gaviotas
evocadas por el viento.

He vislumbrado tu silueta
entre las sombras de mi alma
navegando hacia mi puerto
con tu corazón desplegado
para amarte todo el día
y luego caminar sobre el rocío
cuando la mañana asome
mientras te espero entre mis manos.

He abrazado los segundos
para convertirlos en horas
desafiando  tiempo y espacio
queriendo ser tu fiel almohada
tu agenda, tu alcoba,
el agua que tu sed calme
y así permanecer en tu aliento
hasta que la aurora acompañe.

A veces ante ti hay un abismo
un acantilado que incita mis sentidos
te regalo mis poemas y mis sueños
para ofrecerte mariposas de mi cielo
y abrir tu corazón en dos mitades
para quedarme una para siempre
cubrirte con mis flores de amapola
como jardín milenario de mi vida.

"A VECES"
Elena Sánchez (España)
© Todos los derechos reservados