Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 30 de marzo de 2013


Fueron la muerte y vida quienes nos reunieron

forjando nuestro encuentro con la voz del desierto.

De nuestros dedos fluye la más pura metáfora

que nació en largos años vividos con ausencias.

Temo girar los ojos y no poder mirarte

porque mirarte es sueño entre las nubes

y soñarte es presagio de promesas al viento

hechas con mil estrellas que brillan como espejos.

 

Si me voy, me acompañas como si fueras sombra.

Eres la suave lluvia que festeja mi cielo

esa mano que mece la luz de mis sonrisa

la voz que me serena en mis noches amargas

el beso compañero que derrama dulzura.

Hoy mi corazón vive, como vive la Tierra

es fuente de tus mares hecho de dulces lirios

que persigue la alianza de tenerte ya siempre.

 

Título:     NUESTRO ENCUENTRO

Autoría:  Elena Sánchez (España)

©Todos los derechos reservados

30 de abril del 2013

1 comentario:

Anna Genovés dijo...

Eres especial, Elena...

De las poetas más dulces y románticas que conozco. Un beso, Ann@