Se ha producido un error en este gadget.

martes, 12 de marzo de 2013

Inicias tu sendero a media noche
para ser la semilla de la luna,
reflejo en los confines de tus ojos
que cosechan los frutos de tu esfuerzo.
Te crearon con el viento y la lluvia
y en las ánforas pardas del camino
dejaste de ser niña, sin quererlo
para llenar los campos de azaleas.

Puedes estar amando todo el día
con tu secreto, sin miedo guardado
y sembrar con tu vida los recuerdos
que se beben la fuente de tus sueños.
El mundo se marchita sin tus manos
que brotan como el fénix en las sombras
para abrir los enigmas de tu cofre
y derramar los últimos licores.

Los párpados arañan tu cansancio
pero ahí sigues, viva e inagotable.
Se conjuga  tu cuerpo con tu esencia
en posesión de los instantes rotos.
La Tierra te ha dejado su cobijo
para ser manantial en el desierto
mientras tu jardín se puebla de sauces
naciendo la mejor de tus caricias.

Título:     SEMILLA DE LA LUNA
Autora:    Elena Sánchez (España)
ÓTodos los derechos reservados
12 de marzo de 2013